martes, 7 de abril de 2009

LEYENDA DE NÜWA (MITOLOGÍA CHINA)


Cuando el Universo tomó forma y se completó con el Sol, la Luna, las montañas, los ríos, las plantas y los animales, aún no existía la gente. La Tierra fue habitada por dioses, gigantes y otras criaturas monstruosas. El dios más importante era una diosa madre llamada Nüwa, la cual fue creadora y portadora del orden. Tenia forma de ser humano en la parte superior de su cuerpo, con cara humana y brazos humanos, pero su parte inferior era como la de un dragón. También podía cambiar de forma y aparecía de diferentes maneras. Nüwa viajó por el mundo, y a pesar de encontrarlo rico y bello, se sintió sola y triste porque no habían seres humanos, y Nüwa quería la compañía de gente que pudiera querer, sentir y pensar como lo hacía ella. Un día fue al gran río Amarillo. Del lecho del río sacó puñados de barro y modeló pequeños muñecos, les hizo cabeza, brazos y piernas para que pudieran caminar de pie. Puso mucho cuidado en hacer estas figurillas y el resultado le gustó. Sopló vida en ellas y quedó encantada viéndolas saltar y bailar a su alrededor, gritando y llamándola jubilosamente madre.
Al principio Nüwa hizo las figuras una a una, a mano, pero después de haber creado un gran número de esta manera lenta decidió utilizar sus poderes sobrenaturales para obtener un resultado más rápido. Puso un trozo de caña en el barro del río y, cada vez que lo sacaba, caían al suelo gotas de barro que se transformaban instantáneamente en hombres y mujeres. Al cabo de un tiempo hubo quien dijo que aquellos a los que modeló con sus propias manos eran los afortunados y los bien dotados del mundo, mientras que los que fueron creados expulsando la caña fuera del agua eran los más pobres y menos afortunados.
Eventualmente, y después de haber creado suficientes hombres y mujeres, Nüwa instituyó el matrimonio entre ellos para que pudieran procrear y continuar la raza humana sin ninguna otra ayuda por su parte.
Nüwa tenía un compañero, de forma similar con la parte superior del cuerpo de hombre y la parte inferior de dragón, su nombre era Fuxi y él, igualmente fue un gran benefactor de la raza humana, algunos creen que eran hermanos y otros que eran pareja. Cuando Nüwa hubo hecho a los seres humanos y Fuxi les hubo enseñado las habilidades que necesitaban para tener una existencia civilizada, los hombres pudieron vivir con un cierto confort y una cierta seguridad.
Nüwa y Fuxi son considerados los creadores originales del género humano y nuestros primeros maestros.

1 comentario:

Leonardo Jurado dijo...

Genial, Me encanta La Moitologia Asiatica